China pondrá en órbita en noviembre el primer robot de minado espacial.

1 mes ago
Pedro Mendoza
102

Los recursos naturales en la Tierra son finitos, por lo tanto desde hace mucho tiempo se ha teorizado con la idea de aprovechar los astros de nuestro alrededor para obtener materias primas.

Ahora bien, estamos un poco más cerca, una empresa con sede en Pekín se prepara para lanzar su primer robot de minería espacial en dos meses.

El minado espacial a priori son todo ventajas, la Luna y muchos asteroides del Sistema Solar son ricos en materiales que en la Tierra son escasos. Además hay de sobra para y en ingentes cantidades.

El problema es la dificultad de conseguir minar en el espacio, el coste que supone en ingeniería, energía y recursos destinados a ello. Al final, no llega a ser tan rentable, al menos con la tecnología actual de la que disponemos.

Pruebas orbitales primero, la Luna después

Origin Space, la empresa china, ha anunciado que se preparan para lanzar su primer robot de minado espacial en noviembre de este año. Dentro de unas semanas planean colocar en el espacio su satélite NEO-1, con el uso de uno de los cohetes Long March de la agencia espacial china.

NEO-1 es un pequeño satélite de apenas 30 kilogramos, su objetivo no es tanto empezar a minar como probar sus funciones de autonomía y control a gravedad cero o menos gravedad que en la Tierra.

Para 2021 la empresa tiene planeado lanzar un segundo satélite llamado Yuanwang-1. Este segundo satélite no probará las herramientas de minado, sino que contará con un telescopio óptico que ayudara a encontrar y monitorizar los posibles asteroides cercanos a la Tierra que puedan ser minados.

La compañía incluso tiene planes más allá del segundo satélite, para finales de 2021 o principios de 2022 esperan poder lanzar al espacio a NEO-2 también. Este nuevo satélite ya no se limitará a la órbita de la Tierra, sino que se dirigirá a la Luna.

Ahora mismo la idea no es extraer y transportar a la Tierra materias primas, más que nada porque no hay tecnología suficiente que lo haga rentable.

En cambio sí que se buscan dar los primeros pasos que permitan traer cantidades muy pequeñas, destinadas a la investigación científica y no a la industrialización.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia más relevante recordando sus preferencias y visitas repetidas. Al hacer clic en "Aceptar", acepta el uso de TODAS las cookies.

A %d blogueros les gusta esto: