Crean un dispositivo inalámbrico que produce combustible limpio mediante fotosíntesis artificial

2 meses ago
Pedro Mendoza
243

Con el objetivo puesto en el empleo más masivo y eficiente de las energías renovables, un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge en Inglaterra afirman haber construido un dispositivo independiente que puede imitar la fotosíntesis, y convertir la luz solar, el dióxido de carbono y el agua en combustible líquido.

El estudio, publicado en la revista Nature Energy, describe un nuevo método que permite la producción de combustible limpio siendo, además, completamente inalámbrico.

Al no requerir entrada eléctrica, los investigadores creen que este método de generación de energía neutra en carbono podría ampliarse para producir grandes cantidades de combustible de manera sostenible, y usarse en el futuro para producir granjas solares masivas compuestas por células que realicen la fotosíntesis artificial

Fotosíntesis Artificial

El dispositivo se basa en una tecnología avanzada de “hoja de fotos” u “hoja fotográfica” y convierte la luz solar, el dióxido de carbono y el agua en oxígeno y ácido fórmico, un combustible almacenable.

Este tipo de combustible se puede utilizar directamente en generadores especialmente desarrollados o convirtiéndolo en hidrógeno, según el equipo de Cambridge.

Así, al utilizar la tecnología de “hoja fotográfica”, que básicamente es una película que contiene fotocatalizadores, el dispositivo puede utilizar la luz solar para convertir el CO2 y el agua en oxígeno y ácido fórmico.

El ácido fórmico puede almacenarse como líquido o convertirse de forma relativamente simple en hidrógeno, que tiene una gran variedad de aplicaciones, desde procesos industriales hasta para viajes espaciales.

Los intentos previos de crear dispositivos de fotosíntesis artificial generaban una gran cantidad de productos de desecho y, por lo tanto, eran demasiado ineficientes para ser útiles a gran escala, pero los investigadores creen que este nuevo y revolucionario dispositivo se presenta como la idea más esperanzadora hasta ahora.

Ciertamente es todo un desafío producir estos combustibles limpios sin subproductos no deseados que son costosos y complicados de eliminar.

Ha sido difícil lograr la fotosíntesis artificial con un alto grado de selectividad, por lo que está convirtiendo la mayor cantidad de luz solar posible en el combustible que se desea, en lugar de quedarse con una gran cantidad de desechos”, explicó Qian Wang, coautor del trabajo.

El objetivo está claro: “Queremos llegar al punto en que podamos producir de forma limpia un combustible líquido que también se pueda almacenar y transportar fácilmente”, añade Erwin Reisner quien en 2019 desarrolló junto a su equipo un reactor solar basado en un diseño de ‘hoja artificial’, que también utiliza luz solar, dióxido de carbono y agua para producir un combustible, conocido como gas de síntesis.

El dispositivo funcional actual tiene solo 20 cm2, pero los expertos creen que crear celdas más grandes no será complicado de crear.

Si bien esta tecnología se presenta como algo prometedor, aún le queda mucho para que alcance el mercado masivo.

Uno de sus hándicaps es que el catalizador utilizado en la hoja fotográfica se basa en cobalto, que lamentablemente no es lo suficientemente eficiente como para ser un método viable de producción de combustible a gran escala.

Pero siguen buscando diferentes opciones y mejorando el dispositivo, por lo que será cuestión de tiempo que hablemos nuevamente de la fotosíntesis artificial.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia más relevante recordando sus preferencias y visitas repetidas. Al hacer clic en "Aceptar", acepta el uso de TODAS las cookies.

A %d blogueros les gusta esto: