Un apicultor descubre unos osos robándole miel y decide convertirlos en sus catadores

apicultor-oso.png

Hay verdades que son irrefutables, que no dan lugar a la discusión, y en este contenido quedan reflejadas dos de esas verdades; una es que los osos son golosos, la otra es, que si no puedes con tu enemigo, únete a él.

Ibrahim Sedef 2 naturaleza animales gastronomia estilo de vida humor experimento

Los osos aman la miel, lo hemos visto en las películas de Disney y lo hemos leído en los cuentos pero, este hecho no es tan dulce y tierno como parece.

En realidad, es un problema para algunos apicultores, ya que estos animales, a veces, entran en las granjas de abejas y roban la miel destruyendo las colmenas en el proceso.

Ibrahim Sedef 3 naturaleza animales gastronomia estilo de vida humor experimento

“Hay verdades que son irrefutables […] una es que los osos son golosos, la otra es, que si no puedes con tu enemigo, únete a él”

Ibrahim Sedef 4 naturaleza animales gastronomia estilo de vida humor experimento

Harto de que los osos robaran su miel, el apicultor turco Ibrahim Sedef, decidió que si no podía detenerlos, podría aprovechar sus habilidades; tras intentar proteger la miel, con jaulas de metal alrededor de las colmenas o dejando bocadillos para que los osos cambiaran su menú, se dio cuenta de que nada funcionaba.

Cansado y frustrado porque ninguna de sus “trampas” surtía efecto, pensó que, al menos, podría aprovechar las habilidades gustativas y olfativas de los osos como catadores para vender y publicitar sus productos.

Para llevar a cabo su empresa, Ibrahim montó un sistema de cámaras nocturnas y una mesa con cuatro muestras del tipo de miel que elabora, desde la más barata a la más cara.

Ibrahim Sedef 5 naturaleza animales gastronomia estilo de vida humor experimento

En las fotografías que se tomaron durante los asaltos nocturnos de los oseznos, se demostraba que estos animales tienen un paladar exquisito y refinado ya que, por ejemplo, ni siquiera tocaron la miel de cerezo más barata.

Lo que sí les gustó fue la variedad Anzer, una famosa miel turca que Ibrahim vende por 275 euros el kilo; solo se produce en Turquía y recibe su nombre porque se elabora en la llanura Anzer del distrito Ikizdere de la provincia Rize.

Desde luego que la mejor publicidad que puede hacerse de un producto gastronómico es una cata en directo realizada por zarpas expertas.

Ibrahim Sedef 6 naturaleza animales gastronomia estilo de vida humor experimento

Ibrahim Sedef 7 naturaleza animales gastronomia estilo de vida humor experimento

Microplásticos invaden el planeta… ¡hasta en la lluvia y la nieve!

microplastos.jpg

Los microplásticos, los cuales se encuentran en los océanos, animales y el agua que bebemos, prevalecen en la lluvia y en la nieve desde los Alpes hasta el Ártico, viajando en el aire y contaminando incluso partes del planeta que se creían libres de polución, afirmaron especialistas.

El medio ambiente adolece el desecho de millones de toneladas de plástico que se descomponen en mínimas partículas y fibras que, con menos de cinco milímetros, no se biodegradan, los conocidos microplásticos, que están dañando todos los rincones de la Tierra.

Especialistas del Servicio Geológico de Estados Unidos realizaron un análisis de agua de lluvia en las Montañas Rocosas, en el estado de Colorado, y encontraron micropartículas de plástico multicolor en un 90 por ciento de las muestras que recolectaron tanto de asentamientos humanos como de lugares remotos.

Indicaron que el descubrimiento de fibras y fragmentos multicolores fue accidental, ya que esperaban ver principalmente tierra y partículas minerales, aunque no deja de ser un hecho preocupante que demuestra que la contaminación microplástica se encuentra más allá de las áreas urbanas, “está en la lluvia, está en la nieve”.

Al respecto, expertos del Instituto Alfred Wegener de Alemania dieron a conocer la detección de microplásticos en la nieve del Ártico y sugirieron que se desplazan por el aire y se diseminan a través de la lluvia y la nieve.

Sin tener claridad sobre su procedencia, consideran que los microplásticos son empujados por el viento y luego transportados por medio de la atmósfera, de la cual salen a través de las precipitaciones y con la nieve.

 

 

Rusia desarrolla tecnología para hacer “invisibles” los satélites

satelite.jpg

La corporación espacial rusa Roscosmos patentó una tecnología de camuflaje que hace ‘invisible’ un satélite para las observaciones ópticas, según se desprende de la base de datos del Servicio Federal de Propiedad Intelectual.

El método consiste en recubrir un satélite con una especie de film alveolar, o plástico de burbujas que dispersa la luz, lo que reducirá 10 o más veces la visibilidad del objeto desde la Tierra.

 

Esta tecnología sería aplicable a vehículos espaciales colocados en órbitas a partir de 10.000 o 20.000 kilómetros de altura, donde las herramientas de vigilancia basadas en radar pierden eficacia y por eso se utilizan observaciones ópticas.

Para obtener imágenes detalladas de un aparato espacial y, en consecuencia, identificar sus objetivos y condición técnica, se utilizan observatorios especializados.

En Rusia, uno de estos telescopios es el Centro Titov de Óptica Láser situado en el macizo de Altái, en el sur de Siberia, que permite realizar observaciones de los alrededores de la Tierra en distintos rangos de longitud de onda, desde el ultravioleta hasta el infrarrojo.

En el rango óptico las herramientas disponibles permiten obtener imágenes de objetos celestes de más de 20 centímetros en alturas de entre 150 y 36.000 kilómetros.

Según Iván Moiséev, director del Instituto de Política Espacial, el camuflaje para satélites podría utilizarse con fines militares.

En declaraciones a Sputnik, el experto recordó que en los años 1990 Estados Unidos estaba desarrollando un programa para proteger y camuflar los satélites, aunque se desconoce si este llegó a buen término.

Las imágenes obtenidas en los rangos óptico y de radar permiten determinar si un satélite se desplaza en la órbita y hacia dónde lo hace, señala Moiséev, pero al hacerlo ‘invisible’ sus maniobras también lo serán.

 

scroll to top