Osiris: el extraño planeta extrasolar que posee una enorme «cola»

osiris.png

Cuando hablamos de planetas, generalmente nos remitimos a aquellos que componen nuestro Sistema Solar. Mientras algunos comparten características relativamente similares a la Tierra, hay otros que poseen algunas particularidades, como por ejemplo Saturno y sus anillos (los cuales, por cierto, se están perdiendo más rápido de lo que se creía).

Sin embargo, más allá de estos límites existen otros cuerpos que poseen una serie de características que los hacen distintivos. Uno de ellos es Osiris, un planeta que dentro de otras particularidades se caracteriza por tener nada menos que una “cola”, lo que le da una apariencia bastante inusual.

Tal como recoge la NASA, es un planeta extrasolar que orbita la estrella de tipo solar HD 209458 en la constelación de Pegaso, a 150 años luz de nuestro Sistema Solar.

 

Y aunque sus descubridores lo bautizaron como “Osiris”, lo cierto es que su nombre aún no es aprobado por la Unión Astronómica Internacional (IAU). Por ahora se le conoce como HD 209458 b.

Debido a que el radio de su órbita es de apenas 7 millones de kilómetros (0,047 unidades astronómicas), su periodo de rotación anual es de 3,5 días terrestres. En tanto, tiene una masa de 220 veces la masa terrestre (0,7 la masa de Júpiter).

Es importante recordar que la unidad astronómica es una unidad de longitud equivalente a la distancia media entre la Tierra y el Sol (149,6 millones de km).

En cuanto a su extenso “velo”, se cree que es provocado por la pérdida de su atmósfera. Esta especie de “cola” se extiende unos 200.000 kilómetros por el espacio, aproximadamente el diámetro del planeta.

La estrella alrededor de la cual Osiris orbita, que forma parte de la constelación de Pegasus, es de un color amarillento, de un tipo y tamaño parecido a nuestro Sol.

 

¿Pero por qué su atmósfera se va quedando atrás como una suerte de estela?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que Osiris es un gigante gaseoso, tal como Júpiter y Saturno.

Pero si bien en estos planetas los átomos de hidrógeno, carbono y oxígeno se encuentran combinados en moléculas de metano y agua, tanto en la alta atmósfera y en forma libre en la baja atmósfera, en Osiris ocurre un fenómeno particular.

Debido a su cercanía a la estrella alrededor de la cual orbita, el cuerpo se ve enfrentado a elevadas temperaturas. De hecho, su atmósfera puede superar los 1.000 grados celsius. Esto, sumado a la emisión de materia de la propia estrella, hace que termine “expulsando” la atmósfera del planeta.

Por su parte, los investigadores creen que este tipo de planetas en órbitas inferiores a 0,1 UA, sufren una importante pérdida de masa producto de la evaporación. En ese sentido, este fenómeno de planetas de una masa levemente menor, podría dar origen a un nuevo tipo de planetas extrasolares formados por el antiguo núcleo del planeta gaseoso parcialmente evaporado.

Y si hablamos de planetas curiosos, no podemos dejar de lado a HD219134 B, el cual está ubicado en la constelación Casiopea, a 21 años luz de nosotros. Se trata de un cuerpo cuyo descubrimiento fue anunciado en diciembre pasado, y que su principal característica es que cuenta con rubíes y zafiros.

Según detalla el estudio publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, el cuerpo orbita su estrella a un año luz, y su masa es cinco veces mayor al de la Tierra.

Los investigadores creen que, a diferencia de nuestro planeta, HD219134 B no cuenta con un núcleo de hierro masivo, sino que más bien es rico en calcio y aluminio.

El hallazgo fue realizado por expertos de la Universidad de Zúrich, Suiza, y la Universidad de Cambridge, Reino Unido, quienes señalaron que posiblemente el planeta brilla de rojo a azul debido a que tanto el rubí como el zafiro son óxidos de aluminio.

#JulioSinPlástico: 5 tips para viajar a la playa sin generar tanta basura

tips.jpeg

 

Inician las vacaciones de verano y es tiempo de viajar a la playa; sin embargo, el desecho del plástico en los océanos cada vez es mayor, teniendo efectos negativos para el medio ambiente

Comienza julio y con él, las vacaciones de verano, por lo que cientos de mexicanos viajan a lasplayas del país para disfrutar del mar y el calor. Disfruta de los lugares paradisíacos que México ofrece con estos 5 tips para generar menos basura y sumarte al #JulioSinPlástico.

De acuerdo con la ONU Medio Ambiente, alrededor de 8 millones de toneladas de plásticoterminan en los océanos cada año y debido a sus resistentes componentes, los residuos plásticos nunca desaparecen por completo, si no que se quiebran en fragmentos más pequeños llamados microplásticos.

Estas pequeñas partículas de plástico son ingeridas por los animales marinos y afectan al desarrollo de los ecosistemas, ocasionando la muerte de la fauna y flora de los océanos y hasta pueden llegar a nuestros platos y al agua que nos tomamos.

Según los datos de la ONU Medio Ambiente, si nuestras tendencias de consumo y desecho de plásticos de un solo uso continúan, nuestros océanos podrían contener más plástico que peces para el 2050.

Julio Sin Plástico, una iniciativa para generar menos basura

Ante estos datos y con la inquietud de mejorar las condiciones ambientales del Planeta Tierra, surgen iniciativas como #JulioSinPlástico, un reto mundial que invita a las personas a vivir sin este material durante un mes.

Julio Sin Plástico es una iniciativa creada en el 2011 por la organización Plastic Free, con el objetivo crear conciencia a través de redes sociales e incitar a que las personas rechacen los plásticos de un solo uso durante julio.

La iniciativa se lleva a cabo en dicho mes debido que comienzan las vacaciones de verano y por la relación negativa que existe entre el plástico y los océanos.

5 tips para generar menos basura en la playa

Si viajas a la playa este verano, o bien te quieres sumar al #JulioSinPlástico, Joselyn Amaya, una ambientalista y blogger que comparte alternativas Zero Waste a través de sus redes sociales: Joselyn Sin Desperdicios, recomienda 5 tips para generar menos basura, reducir el uso de plásticos y ser más amigables con el medio ambiente durante las vacaciones.

 

  1. Lleva tus propios artículos de cuidado personal

Muchas veces, en los hoteles y hostales te dan pequeños recipientes de jabón, crema corporal y shampoo que vienen empacados en plástico y en envases de un solo uso, por lo que cuando se acaban, te vuelven a ofrecer más.

Joselyn Amaya recomienda que lleves tus propios artículos, buscar que tus empaques sean más amigables con el medio ambiente y de preferencia sólidos.

  1. Busca un protector solar amigable con el medio ambiente

Estos protectores vienen en empaques que no son de plástico; de materiales como el aluminio y el vidrio.

“Hay marcas mexicanas muy buenas que producen estos bloqueadores que además de cuidar tu piel, son amigables con el medio ambiente y no dañarán al ecosistema”, comentó la ambientalista.

  1. Siempre lleva tu propia botella de agua

No importa el lugar, siempre se puede viajar sin comprar agua embotellada. Joselyn Sin Desperdicios sugiere que antes de salir del hotel, procures llenar tu botella de agua y en el transcurso del día, pedir que la rellenen en diferentes establecimientos.

  1. Salir con un kit de recipientes reutilizables

Un vaso donde puedas poner bebidas y alimentos, tupper y un juego de cubiertos. “Esto es porque vas a estar en un lugar nuevo y vas a querer probar comida nueva. Entonces, para evitar todos los desechables, puedes pedir la comida en tus propios recipientes”, recomienda la blogger.

  1. Disminuir tu consumo

Siempre que viajamos, vemos cosas que nos queremos comprar. La ambientalista sugiere cuestionarnos si realmente necesitamos ese souvenir u objeto que deseamos. En caso querer comprarlo, procurar que sean artículos artesanales o de materiales amigables con el medio ambiente.

Crean un nuevo fármaco contra el cáncer que evita la metástasis y reduce el tumor

laboratorio-analisis-quimica.jpg

Crean un nuevo fármaco contra el cáncer que evita la metástasis y reduce el tumor

El Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha desarrollado un nuevo fármaco, que ya ha empezado a probar en 40 pacientes en Barcelona, Nueva York y Toronto, que evita que las células tumorales se expandan y causen metástasis o recaídas y que activa el sistema autoinmune para reducir el tumor.

El nuevo fármaco bloquea LIF, una citoquina (proteína que regula la función de las células que las producen sobre otros tipos celulares) que está presente en muchos tumores y promueve la proliferación de las células madre tumorales, además de desactivar la alarma del sistema inmune.

El innovador medicamento, llamado MSC-1 y de cuyo desarrollo informa este martes la revista Nature Communications, ha logrado bloquear LIF, lo que reactiva la alarma y promueve el reclutamiento del sistema inmune contra el tumor, según han demostrado en modelos animales.

Así, el medicamento, que ha superado todas las fases preclínicas con éxito, induce la infiltración de las células T del sistema inmune en los tumores para atacarlos y eliminarlos, y ya ha comenzado el primer ensayo clínico fase I con 40 pacientes que se están tratando con inhibidores de LIF en el Hospital Vall d’Hebron (Barcelona), el MSKCC (Nueva York) y el Princess Margaret (Toronto).

El investigador y director del Programa de Investigación Preclínica y Traslacional del VHIO, Joan Seoane, ha dirigido el desarrollo de este nuevo fármaco gracias a que su equipo fue el primero en relacionar LIF con cáncer y demostrar que si lo bloqueaban se eliminaban las células madre tumorales previniendo la reaparición de los tumores.

«Hemos descubierto que LIF desactiva el sistema de alarma para que no lleguen las células del sistema inmune, como si un ladrón desactivara el sistema de alarma de un banco para que no llegara la policía», ha explicado Seoane.

En concreto, el equipo ha observado que LIF inhibe el gen CXCL9, que actúa como una señal para atraer las células T del sistema inmune, «y hemos visto que al bloquear LIF en tumores con altos niveles de LIF se reactiva la llamada a las células T, que llegan al tumor para destruirlo», ha precisado el oncólogo.

Seoane ha dicho que están «muy orgullosos porque es la primera vez que hemos podido trasladar un descubrimiento básico realizado en el laboratorio al paciente». «Lo hemos hecho a través de entender al detalle qué es lo que estaba mal en el cáncer, poder diseñar un fármaco y luego llevarlo al ensayo clínico», ha añadido.

«Lo que hemos visto es que este fármaco lo que hace es bloquear una proteína que tiene un efecto dual. De un lado actúa sobre las células madre tumorales, que son las responsables de las recaídas y las metástasis, de manera que vitamos estos problemas; y por otro lado, lo que hace es proteger al tumor del sistema inmune y, de esa manera, también reactivamos nuestro sistema inmune que es el mejor de los tratamientos para que actúe contra el cáncer», ha asegurado Seoane.

Según el oncólogo, «uno de los problemas que tenemos en cáncer es que no puedes hablar de una sola enfermedad, los cánceres son diferentes, cada tumor es diferente». Por eso ha dicho que lo que han visto «es que no es tan importante dónde está el cáncer, si está en el cerebro, en el pulmón, en la mama, sino en el mecanismo que se encuentra desregulado, en dónde está el error».

El director del programa ha dicho que «hemos visto que hay tumores cerebrales, el ovario, el páncreas, el pulmón, que algunos de ellos tienen esta proteína y por lo tanto serían susceptibles de ser tratados, pero tenemos que saber en cada paciente cómo se encuentra esa proteína y ofrecer este tratamiento al paciente que tenga esa proteína». «Es lo que llamamos medicina personalizada», ha sentenciado.

Seoane ha recordado que «estamos en la fase I, de determinación de dosis y de toxicidad», que ya saben que no es tóxico y que ahora «empezamos el ensayo de eficiencia y la posibilidad de combinar el tratamiento con otros tratamientos».

Aún así, ha apuntado que «es un proceso que tiene su tiempo y que, en caso de éxito, el fármaco llegará al paciente dentro de tres o cuatros años».

scroll to top