La Vía Láctea y la galaxia Andrómeda ya están en fusión

2 meses ago
Pedro Mendoza
169

La Vía Láctea y su vecina Andrómeda están destinadas a chocar y fusionarse. Hace tiempo que los astrónomos de la NASA saben que las mayores galaxias de la treintena que forman el Grupo Local, en el que vivimos, se atraen mutuamente.

Esta danza cósmica se produce por la fuerza de gravedad combinada de los dos gigantes sistemas de estrellas y planetas.

La Vía Láctea, la galaxia donde se encuentra el Sistema Solar en el que habitamos, tiene un diámetro de unos 100.000 años luz, un trillón de kilómetros aproximadamente, y contiene entre 200.000 y 400.000 millones de estrellas, entre ellas nuestro Sol.

La galaxia Andrómeda, también llamada M31, es probablemente el doble de grande que la Vía Láctea y contiene, según datos recientes del telescopio Spitzer, cerca de un billón de estrellas que publicó la NASA.

Andrómeda se encuentra a unos 2,5 millones de años luz de distancia de la Vía Láctea (un año luz es casi 9,5 billones de km).

Si bien la distancia es enorme, su velocidad también es altísima: se acerca a nosotros a 400.000 km por hora, es decir unos 111 km por segundo. A esa velocidad se podría llegar a la Luna en solo una hora.

Aunque la colisión de estas galaxias resulta inevitable y ya se están percibiendo los primeros signos del evento cósmico, nadie con vida actualmente podrá ser testigo ya que ocurrirá dentro unos 4500 millones de años.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia más relevante recordando sus preferencias y visitas repetidas. Al hacer clic en "Aceptar", acepta el uso de TODAS las cookies.

A %d blogueros les gusta esto: