¿Por qué los planetas son redondos?

2 meses ago
Pedro Mendoza
83

¿Alguna vez te has preguntado por qué los planetas se ven así? ¿Por qué son básicamente esféricos y no, digamos, cilíndricos o cúbicos?

Los ocho planetas de nuestro sistema solar se diferencian de muchas maneras. Son de diferentes tamaños. Algunos son pequeños y rocosos, y otros son grandes y gaseosos. Pero todos son redondos.

Los planetas se forman cuando el material en el espacio comienza a chocar y aglutinarse. Después de un tiempo, tiene suficiente material para tener una buena cantidad de gravedad. Esa es la fuerza que mantiene las cosas unidas en el espacio. Cuando un planeta en formación es lo suficientemente grande, comienza a despejar su camino alrededor de la estrella que orbita. Utiliza su gravedad para atrapar trozos de material espacial.

Durante el largo periodo de formación de un planeta, la materia fluye, sometida al calor de sus reacciones nucleares internas, y sucumbe a la fuerte atracción de su centro gravitatorio. La distribución esférica, que es simétrica en todas las direcciones, es la única forma geométrica que hace que toda la materia del planeta se sitúe lo más cerca posible de su centro.

La gravedad de un planeta atrae por igual desde todos los lados. La gravedad tira del centro hacia los bordes como los radios de una rueda de bicicleta. Esto hace que la forma general de un planeta sea una esfera, que es un círculo tridimensional.

Según el modelo más ampliamente aceptado de formación de estrellas y planetas, también conocido como hipótesis nebular, nuestro sistema solar comenzó como una nube de polvo y gas en remolino. Esto podría haber sido el resultado del paso de una estrella u ondas de choque de una supernova, pero el resultado final fue un colapso gravitacional en el centro de la nube.

Debido a este colapso, las bolsas de polvo y gas comenzaron a acumularse en regiones más densas. A medida que las regiones más densas atrajeron más materia, la conservación del impulso hizo que comenzaran a rotar, mientras que el aumento de la presión hizo que se calentaran.

La mayor parte del material terminó en una bola en el centro que formó el Sol, mientras que el resto de la materia se aplanó formando un disco que lo rodeaba, es decir, un disco protoplanetario.

Los planetas se formaron por acreción de este disco, donde el polvo y el gas se fusionaron para formar cuerpos cada vez más grandes.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia más relevante recordando sus preferencias y visitas repetidas. Al hacer clic en "Aceptar", acepta el uso de TODAS las cookies.

A %d blogueros les gusta esto: